“Clouds”. ¿A qué huelen las nubes?

Publicada en Publicada en "El duro mundo de las TIC", Cloud, IT, VDI, Virtualización
Corre la voz...

 “Clouds”. Las nubes.   Recuerdo: ¿A que huelen las nubes? (Anuncio Evax 1999).

Las respuestas podrían ser varias (si somos capaces de asociar olores a estas cosas): a negocio, a moda, a tendencia, a futuro, a abierto (“olor a cerrado” si que lo he usado alguna vez), a oportunidad.

También podría ser la respuesta: ni idea. Porque no sé dónde están, cómo son, quien las controla….intuyo que en todas hará mucho frío, incluso en las de las de China o India (no sé si olerán a curry) o las de Irlanda conseguirán que la cerveza este fresquita.

No soy técnico, y hay mucho escrito al respecto (de las nuevas nubes), con lo que cuando me piden un artículo sobre el tema no lo tengo fácil. Me iré a Gartner a ver que dice (recurso del comercial, preventa o cliente incapaz de profundizar y entender por sí mismo)…dice que esto va a crecer a lo grande (más de 17% en casi todas las opciones).

Table 1. Worldwide Public Cloud Services Forecast (Millions of Dollars)
2016 2017 2018 2019 2020
Cloud Business Process Services (BPaaS) 40,812 43,772 47,556 51,652 56,176
Cloud Application Infrastructure Services (PaaS) 7,169 8,851 10,616 12,58 14,798
Cloud Application Services (SaaS) 38,567 46,331 55,143 64,87 75,734
Cloud Management and Security Services 7,15 8,768 10,427 12,159 14,004
Cloud System Infrastructure Services (IaaS) 25,29 34,603 45,559 57,897 71,552
Cloud Advertising 90,257 104,516 118,52 133,566 151,091
Total Market 209,244 246,841 287,82 332,723 383,355
Source: Gartner (February 2017)

 

Si estos listos y sesudos adivinos dicen esto….la conclusión es clara: Hay negocio, hay dinero ($$$$), ….merece la pena hacer foco. Y al enfocar lo 1º que veo es que IaaS (Infraestructura) tiene previsiones de crecimiento del doble que el resto (+36%) , y el SaaS (Software) no es el que menos, si no el que le va a costar un par de años arrancar.

No creo que sea una nueva burbuja (tipo la de las .com en los primeros 2000s).

Recuerdo del cole: Tipos de nueves: Cirros, Cúmulos y Estratos…(es que soy muy mayor).

La respuesta hoy en día sería: Nube pública, privada e híbrida. Y ya para nota: Infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS), software como servicio (SaaS)….hasta el XaaS (Anything as a Service) cualquier cosa, dando granularidad a los 3 anteriores: Storage as a Service (StaaS), Communications as a Service (CaaS), Network as a Service (NaaS), Database as a Service (DBaaS) e incluso Disaster Recovery as a Service (DRaaS) y podríamos seguir.  Alguien más simplón y con menos conocimientos (como yo) podría responder Azure, Amazon, Google, Dropbox y no se cual más.

Recuerdo Ferias y Seminarios en los que los Directores de IT presumían de metros cuadrados de sus CPD, Teras y Petas de Almacenamiento de sus cabinas y núcleos, nodos, hilos o procesadores de sus servidores, o del frío que hacía allí abajo. (Efectivamente soy mayor)

Ahora su problemática es otra: Analizar y decidir que parte de infraestructura, aplicaciones o desarrollos debe ser propia y que parte contratada a terceros como servicio. Y tres factores se convierten en decisivos: Costes, Riesgos y Servicio. Lo que unido a una oferta muy amplia y muy diferente (en múltiples aspectos), va a requerir un análisis profundo y sin prisas.

En costes se analizará: interés por los CAPEX (inversión, adquisición activos….pago único habitualmente) y OPEX (Gasto operativo…mensual por ejemplo), la desaparición de barreras de entrada que supone toda gran inversión. ¿Cuantas empresas invierten en el último Q del año en función de una previsión de resultados anuales ya muy aproximada? Qué bonita era aquella palabra ROI (Retorno de inversión) y todo lo que trabajamos sobre ello, para que lleguen ahora las “cloud” y nos la manden a obsolescencia (“viejuno” para los muy jóvenes).

¿Cuántas empresas tienen necesidades puntuales, acotadas en el tiempo, y necesitan una flexibilidad máxima….que el adquirir infraestructuras o licencias no le proporciona?

Esa flexibilidad se convierte en clave: poder probar y experimentar con distintas configuraciones, aumentar o reducir múltiples elementos, arrancar con un número limitado de usuarios, de funcionalidades, de aplicaciones e ir creciendo poco a poco…sin obligaciones (ni penalizaciones?).

De la Seguridad de los servicios Cloud acabo de leer (que no digerir) 5 artículos buenísimos, para hacer reflexionar: los peligros no sólo no desaparecen, si no que se multiplican. ¿Son las “Nubes” los nuevos USB para la fuga y salida de información de las empresas? El acceso a esas “nubes” será sólo desde dentro de la empresa, o aprovecharemos las facilidades para teletrabajo o acceso desde cualquier lado o dispositivo… ¿incluso desde redes o wifis públicas, abiertas o sin ningún control?

Y si pasa algo? Mis datos o mis aplicaciones se pierden, son copiados o robados, no puedo acceder,…La calidad, el control, los servicios adicionales, la gestión de problemas y crisis, redundancias…son elementos a tener en cuenta.

Reflexionando me di cuenta de que existe ya hace tiempo y no nos dan ningún miedo, el CaaS (Car as a Service, incluye seguro, impuestos, mantenimientos, opciones de cambio….todo. El olor a coche nuevo sí que lo reconozco) y el HaaS (Home as a Service) tiene varios enfoques (alquiler, hotel, habitación compartida, etc). Pero el Car o la Home, la acabas teniendo, tocando, visualizando, es algo cercano e inmediato.

Conclusión: En EPMTIC hemos evolucionado, y además de montar estupendos CPDs y Nubes para otros (lo hemos hecho y seguiremos haciendo), nos hemos atrevido a montar y poner a disposición de nuestros clientes una humilde infraestructura en la nube. Humilde pero potente, segura, completa….y sobre todo cuidada, flexible, cercana (en nuestro edificio)  y “competitiva en precios”. Y nos huele bien la cosa. Ponemos a disposición de nuestros clientes (actuales y futuros) un CPD de altas prestaciones, con importantes capacidades de cómputo y almacenamiento, excelente conectividad, seguridad muy controlada y toda a flexibilidad para adecuarnos a las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes.